ORGANIGRAMA



DIRECTIVA GENERAL (DG)

Presidente(a): Representante legal de la Junta de Vecinos. Coordinador general.

Tesorero(a): Debe mantener, registrar y controlar los flujos de dinero, archivar todo tipo de recibos y comprobantes, tanto generados por la propia organización como también aquellos que hayan sido recibidos. En caso de ausencia del Presidente(a) quien ocupe este cargo pasará a ser Presidente(a) subrogante.

Secretario(a): Debe encargarse de mantener al día las actas y del control de todos los documentos relacionados con las Asambleas, ya sean de tipo Extraordinario u Ordinario. Se debe ocupar de la correspondencia interna y externa (responder cartas y correos al e-mail de la Junta de Vecinos). Su principal tarea es la de colaborar en la emisión de los certificados de residencia. Pasa a ser el Tesorero(a) subrogante.

Director(a) Nº 1: “Coordinador general de comisiones / comités”, encargado de su coordinar, entre si y con el resto de los miembros de la Junta de Vecinos (Directiva General, Delegados de calle, Comisión Fiscalizadora de Finanzas, etc.) para que de esa manera el trabajo de todas ellas se pueda potenciar (sinergía). Reemplaza al Secretario(a) en caso de ausencia.

Director(a) Nº 2: “Asistente de administración”. Apoya a todos los miembros de la Directiva General en caso que alguno este sobrepasado en sus labores, en especial al Director(a) Nº 1.


COMISIÓN FISCALIZADORA DE FINANZAS (CFF)


Director(a) Nº 1: Se coordina directamente con el Tesorero y el Presidente. Ejerce el rol de Presidente de la CFF.

Director(a) Nº 2: Es el(la) Secretario(a) de la CFF.

Director(a) Nº 3: En el caso de existir, se relacionará con el contador externo independiente (CEI).

Todos los directores de la CFF deben trabajar en conjunto para llevar a cabo su tarea fiscalizadora y de apoyo al Tesorero de la Junta Vecinal. En lo posible deberían contar con estudios y/o experiencia en el área de las finanzas y/o contabilidad para poder realizar su trabajo de forma óptima y eficiente.



DELEGADOS DE CALLE (CUADRA)

Dependiendo de las características de cada calle (longitud, cuadras, etc.) se designarán una cantidad de delegados, siendo el mínimo de un vecino por cuadra, los que deberían ser elegidos por sus propios vecinos.

La idea es que sean los encargados de recoger las ideas, críticas, necesidades y todas aquellas inquietudes de los miembros de su calle, para así transmitirlos hasta la DG (Director Nº 1 y 2) y viceversa, en todo ámbito.

Son claves para que la gestión de la DG pueda ser más eficiente, al conocer la realidad de sus vecinos prácticamente al instante. Por lo mismo, es importante que quienes ocupen este cargo conozcan muy bien a sus vecinos, sean personas sociables, extrovertidas, que generen confianza y muy proactivos. Al mismo tiempo pueden ser los delegados de seguridad en su calle.

Al tratarse de un cargo voluntario, quien desee dejarlo podrá hacerlo en cualquier momento, procurando informar con el máximo tiempo posible a la DG. Sería recomendable que el mismo delegado antes de su renuncia tenga un reemplazante, el que sólo podrá ser ratificado(a) por la DG, la que informará a los vecinos del nuevo delegado, para realizar el traspaso oficial de la información correspondiente (contactos vecinos, información general, etc.).